Fuerte San Gil asaltado por el abandono

16 de septiembre de 2014 04:00 AM

3 0

Utilizan frente de estructura como baño público

SANTO DOMINGO. En unos pocos meses hará cinco años que el Fuerte San Gil fue cerrado por reparación. Pero desde hace un tiempo un grupo de personas lo ocupan.

Al menos cinco hombres, de los cuales dos fueron vistos enjabonados, gracias a la displicencia de las autoridades policiales, pudo comprobar DL. La estructura interior del fuerte tiene aspectos de que en algún momento se comenzaron a realizar trabajos y se abandonaron dejando los hoyos abiertos en los muros.

Sin embargo, la cantidad de prendas de vestir, calzado e inclusive heces humanas obligan a percibir que el lugar es habitado por indigentes, lo que no es raro que ocurra en esa zona del litoral marino.

El Fuerte San Gil está ubicado en el tramo de la avenida George Washington conocido como Paseo presidente Billini, que comienza en la Plaza Juan Barón, y concluye en la calle Arzobispo Meriño, frente al Fuerte San José.

La estructura está bajo la responsabilidad de Patrimonio Cultural, que a la vez es una dependencia del Ministerio de Cultura. No deja de llamar la atención el hecho de que personas habiten en un espacio histórico que pudiera ser de uso de la ciudadanía, pues es uno de sólo dos fuertes que se encuentran en la avenida George Washington.

El Fuerte San Gil, junto a la calle Palo Hincado y las murallas definen la división de lo que se conoce como Ciudad Colonial, al este del muro, y lo que es Ciudad Nueva, al oeste de la calle Palo Hincado.

Previo al estado de abandono en el que se encuentra, el Fuerte San Gil fue usado como un restaurante que cerró en 2009. Luego de la clausura del local, pasaron varios meses para que fuera recogida la cantidad de mobiliario anterior que quedó abandonado. Las autoridades se han rendido en la limpieza de la playa de este fuerte, la que recibe una gran cantidad de los desperdicios y algas que arrastra el río Ozama, cuando ocurren fuertes aguaceros.

No es, si no cuando se realizan amplios operativos, muchos de ellos por ciudadanos dolientes de las costas dominicanas, que esa parte de la ciudad luce más higiénica.

En el mismo estado de deterioro se muestra el Monumento a la Independencia Financiera, mejor conocido como Obelisco Hembra, que se encuentra ocupado por los caninos que usualmente descansan en las escalinatas.

Fuente: rss.diariolibre.com

A la página de categoría

Loading...