Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

De políticos y escritores

13 de enero de 2018 05:02 AM
10 0
De políticos y escritores

Hubo un tiempo en que el país no sabía cuál -de dos escritores- era el político y cuál era el literato. Aunque, a simple vista, parecía que el dirigente era el político y el escritor el literato.

Pero nos equivocamos, porque, como político, el dirigente, es una cortesía; mientras que, el escritor, es el agridulce contestatario que casi olvidó la literatura.

No lo decimos nosotros; aunque lo inferimos. Lo ha dicho -sin decirlo-, sólo para halagar-reconocer, alguien -autorizado- de afuera: Mario Vargas Llosa (“…fascinante y hechicera…”).

Y no es que haya sido un veredicto-halago direccionado -el de Vargas Llosa-, o propiamente sobre la calidad y género literario de dos escritores, es que uno, de ambos -sabemos nosotros-, le entretiene más la política que la literatura. Absurda paradoja, pues, uno es, aparentemente, de oficio político; y el otro, hasta que no le ganara la política, literato a tiempo completo.

En cambio -y haciendo un paralelismo-abismo-, el Prof. Juan Bosch fue un caso atípico de político (ético-impoluto) y escritor: que cuando le ganó la política abandonó la literatura (la cuentística) y se quedó como político e intelectual, pero aferrado a la epistemología y al rigor fiel del dato. No quiso entrega a medias ni quedarse a la orilla de dos oficios: el de político profesional y el de literato-intelectual a tiempo completo.

Mientras que, el de Joaquín Balaguer, siempre estuvo claro: la política; ¿y la literatura? Evasión-poesía-etérea, discursos, ensayos, biografías, testimonios, métrica o, simples espejos-excusas para adornar y afinar su narcisismo más íntimo-público: el poder.

Fuente: almomento.net

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0